Zonas rebeldes: ¿Por qué se acumula grasa en las caderas y los muslos de las mujeres y alrededor del abdomen de los hombres?

Todos tendemos a engordar con la edad, aunque existen diferencias interesantes según la edad y el género. Las hormonas impulsan la deposición de grasa alrededor de la pelvis, las nalgas y los muslos de las mujeres y los vientres de los hombres.

Para las mujeres, esta grasa específica parece ser fisiológicamente ventajosa, al menos durante los embarazos, pero también tiene una desventaja estética denominada celulitis.

La barriga, por otro lado, es una forma masculina típica de obesidad que no tiene ventaja conocida y puede ser potencialmente mortal.

¿Cómo afecta el exceso de grasa en el cuerpo de la mujer?

Durante la mayor parte de sus vidas, las mujeres tienen un mayor porcentaje de grasa corporal que los hombres.

A los 25 años de edad, por ejemplo, las mujeres con peso saludable tienen casi el doble de grasa corporal que los hombres de peso saludable.

Esta diferencia de género comienza temprano en la vida: Desde el nacimiento hasta los seis años, la cantidad y el tamaño de las células grasas se triplican tanto en niños como en niñas, lo que resulta en un aumento gradual y similar en la grasa corporal.

Pero después de aproximadamente ocho años de edad, las niñas comienzan a ganar masa grasa a un ritmo mayor que los niños.

Este aumento parece deberse a una tasa de oxidación de la grasa basal femenina más baja (una medida del uso de la grasa para alimentar al cuerpo en reposo), y se logra expandiendo el tamaño de la célula grasa, no el número.

Durante la aceleración del crecimiento en la adolescencia, la tasa de aumento de grasa en las niñas casi duplica la de los niños. Estas células más grandes se observan principalmente en el área glúteo-femoral (pelvis, glúteos y muslos) y, en mucho menor grado, en los senos.

Esta aceleración general en la acumulación de grasa corporal se atribuye principalmente a los cambios en los niveles de hormonas femeninas.

Después de la adolescencia, la acumulación de grasa específica se detiene más o menos, o disminuye drásticamente, en las mujeres de peso saludable y generalmente no hay un aumento adicional en el número de células grasas.

Las células de grasa en los hombres tampoco tienden a multiplicarse después de la adolescencia.

Como la mayoría de las mujeres saben, es más difícil eliminar la grasa de la pelvis, los glúteos y los muslos que en otras áreas del cuerpo.

Durante la lactancia, las células de grasa aumentan su actividad liberadora de grasa y disminuyen su capacidad de almacenamiento, mientras que al mismo tiempo aumenta el almacenamiento de grasa en el tejido adiposo mamario.

Esto sugiere que hay una ventaja fisiológica para la grasa específica del género femenino.

La grasa almacenada alrededor de la pelvis, los glúteos y los muslos de las mujeres parece actuar como reserva para las demandas de energía de la lactancia.

Pero esta ventaja trae una desventaja molesta que muchas mujeres experimentan: el aspecto de piel de naranja en las caderas, los muslos y las nalgas llamada celulitis.

máquina de masaje domésticaLa celulitis aparece a medida que se gana grasa corporal y se empaqueta más en las células existentes.

Estas células empaquetadas se hinchan y, cuando son lo suficientemente grandes, se hacen visibles a través de la piel.

A medida que la piel se vuelve más delgada y menos flexible con la edad, las células adiposas hinchadas se vuelven aún más visibles.

Es la señal de alarma que nos indica que ha llegado la hora de tomar medidas para reducir el sobrepeso y eliminar la celulitis.

Es hora de empezar a realizar tratamientos activos, por ejemplo masajes reductores con aparatología específica como el equipo de masaje antucelulitis Masster Plus.

Empezando ya es posible eliminar o reducir en gran parte la celulitis antes del verano.

Masaje anticelulítico para combatir el sobrepeso y la celulitis en mujeres

Un masaje diario de 15-20 minutos con el aparato de masaje anticelulítico Masster Plus estimula la circulación linfática y ayuda al organismo a eliminar de forma natural las grasas y toxinas acumuladas a la vez que evita la formación de la tan temida celulitis.

Este tipo de masaje realizado de forma periódica disuelve las adherencias de los tejidos blandos, disminuyendo la tumefacción e induración hística. Además es eficaz para combatir la retención de líquidos, problema que añade un volumen indeseado a la silueta.

Con tan solo 5 minutos por cada zona a tratar (piernas, vientre, nalgas, brazos…) puedes conseguir unos resultados espectaculares.

Echa una vistazo a este vídeo que tienes a continuación para conocer el procedimiento adecuado para realizar un masaje reductor profundo y eficaz en cada una de las zonas rebeldes que quieras tratar.

Llámanos

Consúltanos

Y recuerda siempre la importancia de acompañar este tipo de tratamientos con una dieta adecuada y unos hábitos saludables, una vida sedentaria no le sienta bien ni a tu organismo ni a tu figura.

¿Cómo afecta el exceso de grasa en el cuerpo del hombre?

Como explicábamos antes, cada sexo tiene unas tendencias diferentes, y los hombres tienden a almacenar el exceso de grasa en la región visceral o abdominal.

Este depósito no tiene ninguna ventaja fisiológica aparente. Por el contrario, es francamente peligroso.

Una barriga grande, donde la circunferencia de la cintura comienza a exceder la circunferencia de la cadera, está fuertemente asociada con un mayor riesgo de enfermedad coronaria, diabetes, triglicéridos elevados, hipertensión, cáncer y mortalidad en general.

Otro problema para los hombres con “barriga” es el dolor de espalda.

Esto es causado por el exceso de peso, un cambio hacia adelante en el centro de gravedad del cuerpo (debido al exceso de grasa abdominal y a la debilidad de los músculos abdominales) relacionado con la edad y la inactividad.

Juntos, estos factores pueden provocar una curvatura excesiva en la columna vertebral inferior (área lumbar) y dolor cuando el individuo trabaja para mantener una posición vertical.

La lumbalgia es una dolencia muy extendida pero está en nuestra mano reducir los dolores lumbares mediante el masaje terapéutico.

Una barriga, incluso una enorme, normalmente no muestra los contornos de las células grasas hinchadas (celulitis) porque la piel abdominal es generalmente más gruesa y menos tensa que la que cubre la pelvis, las nalgas y los muslos.

Masaje reductor para combatir el sobrepeso en hombres

El Masster Plus también resulta muy útil para aquellos hombres que desean reducir el contorno de su abdomen y eliminar esa grasa abdominal.

Un masaje diario de 10 minutos en todo el contorno abdominal evitará la acumulación de grasa en toda esa zona. Se trata de un masaje sin esfuerzo alguno y con resultados visibles a corto plazo.

Por si fuera poco, un masaje descontracturante en la espalda con el Masster Plus es altamente satisfactorio no solamente para los hombres sino también para las mujeres con dolor de espalda.


Además de ser una fuente de energía, es un sitio de almacenamiento de algunas vitaminas, un ingrediente importante en el tejido cerebral y un componente estructural de todas las membranas celulares.

Además, proporciona un relleno para proteger los órganos internos y aísla el cuerpo contra el frío.

La grasa corporal es, por supuesto, necesaria para la vida.

Pero a medida que envejecemos, la mayoría de nosotros tiende a ganar grasa y peso, alrededor del 10 por ciento de nuestro peso corporal por década durante la edad adulta.

Esto se debe en parte a una disminución constante de la tasa metabólica, pero principalmente a una disminución en la actividad física, por eso es tan importante que cualquier tratamiento reductor vaya acompañado de una modificación de nuestros hábitos, no solamente a nivel dieta sino en cuanto a nuestra actividad física diaria.

Engordar demasiado (más del 30 por ciento de grasa corporal en las mujeres y 25 por ciento en los hombres) se asocia con un mayor riesgo de enfermedad y muerte prematura, independientemente de dónde se almacene la grasa en el cuerpo.

Llámanos

Consúltanos

Desde Fit4ever animamos a tomar muy en serio la alimentación y la actividad física desde muy temprana edad para evitar cualquier exceso de grasa corporal que con el paso de los años comporte consecuencias mayores.

Deja un comentario