La retención de líquidos en el cuerpo femenino

A través de un buen diagnóstico profesional puede emplearse el tratamiento adecuado que consiga solucionar este problema tan frecuente en la mujer.

La retención de líquidos suele confundir a muchas personas en su afán por adelgazar.
Muchas personas que se inquietan al aumentar de talla suelen tomar medidas como dietas, ejercicio físico o tratamientos adelgazantes sin saber cuál es la causa de ese aumento de volumen corporal. La labor de un buen profesional empieza por un correcto diagnóstico.

En muchos casos, el aumento de talla se debe a una retención de líquidos, pero ¿cómo saber si el aumento de talla se debe a una retención de líquidos o bien a un aumento de grasa corporal?

La retención de agua es una acumulación anormal de fluido u otros líquidos en el sistema circulatorio o en los tejidos o en ciertas cavidades del cuerpo. El agua forma parte de la sangre porque ayuda a transportar las células de sangre en el cuerpo y a mantener el oxígeno y otros nutrientes importantes en solución para que puedan ser recolectados por los tejidos (por ejemplo, glándulas, huesos y músculos). Incluso los órganos y los músculos se componen principalmente de agua.

El cuerpo humano utiliza un complejo sistema de hormonas y sustancias similares a las hormonas llamadas prostaglandinas para mantener su volumen de agua a un nivel constante.

¿Cuándo se produce una retención de líquidos?

La retención de agua se produce como resultado de cambios en la presión dentro de los capilares o cambios que hacen que las paredes de los capilares sean demasiado permeables. Si la presión es incorrecta o si los capilares son muy permeables se liberará un exceso de líquido en los espacios de tejido entre las células que no podrá regresar a los capilares sanguíneos, permaneciendo en los tejidos y provocando una saturación de agua y una hinchazón de los tejidos.

¿Cómo puedes detectar una retención de líquidos?

De una manera simple, presionando con las yemas de los dedos contra cualquier zona del cuerpo que parezca inflamada (muslos, brazos, etc). Si al soltar los dedos, queda la marca de los mismos en blanco, es evidente que existe un problema circulatorio. Los tobillos hinchados, los pies hinchados o los ojos hinchados suelen ser también señales claras de que existe una retención de líquidos.
Las mujeres suelen padecer una retención de líquidos en cada ciclo pre-menstrual, provocada por los cambios hormonales.

¿Cómo tratar la retención de líquidos?

A parte de llevar una dieta baja en sal, reducir al mínimo el consumo de alcohol, practicar alguna actividad física a diario y evitar prendas de vestir muy ajustadas , la presoterapia es el tratamiento ideal para prevenir y para eliminar la retención de líquidos en el cuerpo.

Aparatología recomendada para tratar la retención de líquidos

PRESOTERAPIA

Masaje a presión ejercido por un compresor conectado a unas cámaras de aire repartidas a lo largo de unas botas , brazos y/o abdomen. Los resultados son inmediatos y el alivio después de cada sesión es muy notable.
Las presoterapias Pulstar de Starvac son la mejor recomendación para profesionales que buscan una buena relación calidad-precio. Aparatología robusta “Made in France” con delegación en España para garantizar un servicio post-venta de proximidad y calidad.
Otra enorme ventaja de la presoterapia,esta vez para el profesional, es que una vez instalada la paciente, la máquina hace todo el trabajo sola, lo cual permite simultanearla con otros tratamientos.

VACUMTERAPIA

Masaje de aspiración por medio de varios cabezales que se adaptan a las distintas zonas del cuerpo y permiten trabajar la piel a distintos niveles, estimulando, alisando, movilizando y drenando.
La más innovadora, por ser el primer aparato que ofrece un tratamiento 100% natural, no invasivo y sin efectos secundarios, se llama DXsmart y su método ( patentado) se denomina “stretching celular”.

Cosmética para la retención de líquidos

Las cremas más eficaces para favorecer la eliminación de líquidos llevan componentes específicos para producir un efecto frío que contrae los tejidos. Como por ejemplo la crema DRAINANTE de Starvac a base de mentol, alcánfor y castaño de Indias

Información adicional sobre la retención de líquidos que te puede ayudar

Factores que provocan la retención de líquidos

Calor: Dilata los vasos sanguíneos.
Fluctuaciones hormonales (estrógeno, aldosterona): Durante el período premenstrual, muchas mujeres nota una sensación de retención de agua en el pecho y el abdomen.
Embarazo: Durante las últimas semanas del embarazo, el vientre ejerce fuerte presión sobre el sistema venoso que devuelve la sangre al corazón. Esta presión afecta la circulación sanguínea y causa la dilatación de los vasos.
Dieta alta en sal: La sal tiene la propiedad de retener agua en el cuerpo.
Drogas: Algunos medicamentos para la presión arterial , corticosteroides y terapia de reemplazo hormonal pueden asociarse con la aparición del edema.
Venas varicosas: Estas venas dilatadas y azuladas se asocian a una desaceleración del retorno venoso.
Tromboflebitis aguda. Inflamación de una vena con coágulo.
Insuficiencia renal: Una de las funciones del riñón es asegurar la evacuación del agua, es obvio que un riñón que funciona menos bien impide al cuerpo a deshacerse del exceso de líquido.
Enfermedades del hígado como cirrosis: El hígado es un filtro para el sistema sanguíneo, cualquier fallo hepático provoca un aumento de la presión en el circuito venoso ,que se traduce en una dilatación de los vasos y el edema.
Insuficiencia cardíaca: El corazón es comparable a una bomba hidráulica. Cuando ya no es capaz de bombear sangre al cuerpo del ventrículo izquierdo, la sangre se acumula y esto sobrecarga del ventrículo derecho, que ya no es capaz de bombear sangre desde la periferia. Esta acumulación de sangre causan alta presión en los vasos sanguíneos, que se dilatan y causan inflamación.
Hipotiroidismo: El cuerpo entero experimenta una desaceleración que se traduce en que el corazón late más lento, bombea menos sangre y promueve la dilatación de los vasos.

¿Qué hacer para evitar la retención de líquidos?

Lo más recomendable es consultar con su médico de cabecera o directamente a un especialista para que determine la causa de su retención de líquidos.
Además, los siguientes consejos pueden ahorrar más de un disgusto:
Beber líquidos en cantidad apropiada: agua, jugos, sopas, infusiones, etc... Algunos alimentos también contienen mucha agua (lechuga, apio, sandía, arroz integral, etc.).
Adoptar una dieta baja en sal.
Practicar ejercicio físico cardiovascular al menos 3 veces por semana: Running, elíptica, cinta, bicicleta o natación.
Elevar las piernas en reposo: Descansar las piernas en una silla o sobre almohadas, asegurando que están por encima de las caderas. Adoptar esta posición varias veces al día.
Reducir la exposición al calor .
Probar la PRESOTERAPIA un par de veces por semana en algún centro de confianza.
Por último, evitar la medicación con diuréticos en la medida de lo posible y si el médico los prescribe, no abusar de ellos. El cuerpo se vuelve vago y adicto a ellos.

Diferenciar la retención de líquidos y la celulitis para poder dar el tratamiento adecuado

Celulitis y retención de líquidos parecen almas gemelas y muchas mujeres andan confundidas sometiéndose a tratamientos para la celulitis cuando lo que tienen es retención de líquidos o tratando la retención de líquidos cuando tienen celulitis.

La celulitis es una inflamación del tejido subcutáneo que se produce por diversas causas ( genética, hormonas, mala circulación, dieta rica en grasas y azúcares , sedentarismo,etc) en el 90% de las mujeres.
La celulitis se hace visible a través de hundimientos en la piel que le dan ese aspecto de piel de naranja.
La celulitis suele aparecer en unas zonas concretas del cuerpo ( caderas, interior de rodillas, muslos, interior de los brazos, glúteos,etc).

La retención de líquidos es el síntoma de diversos trastornos o enfermedades y se manifiesta en forma de hinchazón generalizada por todo el cuerpo ( piernas, abdomen, doble mentón, ojeras,etc).

La celulitis tiene diversos estadios o fases y su tratamiento requiere la combinación de diversas acciones : dieta, ejercicio físico, ingesta de líquidos, masajes, presoterapia, radiofrecuencia, cavitación, vacumterapia ... y mucha constancia.

La retención de líquidos requiere un buen tratamiento diurético combinado con presoterapia y unas pequeñas “normas” de alimentación para evitar ingerir alimentos que la fomentan ( sal, etc).

La presoterapia se ha convertido en un tratamiento imprescindible tanto para la celulitis como para la retención de líquidos porque en ambos casos estimula la circulación linfática y evita la aglomeración de grasas y toxinas.

En todos los casos, se deben realizar unas maniobras previas de presión con los dedos sobre las zonas donde se ubican los ganglios linfáticos ( hueco clavicular, parte superior de las ingles y zona entre la axila y el pectoral), es una manera de abrir las compuertas de los canales de desecho para que cuando se realiza el masaje completo los líquidos fluyan a través de ellos.

El masaje linfático se realiza a lo largo de las piernas, los brazos y el abdomen, siembre en sentido ascendente y con una presión suave.

Los masajes manuales deben ser realizados por un profesional.

Los masajes mecánicos puedes realizarlos con la ayuda de un aparato de masaje como el Masster Plus que sea capaz de reproducir el efecto de pinzamiento y amasamiento de las manos con suavidad y constancia.

Si quieres el drenaje linfático más cómodo y eficaz prueba la presoterapia Pulstar de Starvac.

Un drenaje linfático manual suele durar unos 55 minutos.
Una sesión de presoterapia está en torno a los 45 minutos.