Elimina la celulitis este verano

Identifica tu celulitis para eliminarla

La celulitis ha pasado a formar parte de nuestras vidas, la del 93% de las mujeres que la padecen, la de sus parejas y la de todos los medios de comunicación al alcance.
“Operación bikini”, “Adiós celulitis”, “Cómo eliminar la celulitis”, “Bye,bye celulitis”, “La batalla contra la celulitis”, “En marcha contra la celulitis”, “Cosmética para tratar la piel de naranja”, “High-Tech contra la celulitis”, son solo algunos de los titulares que leemos cada año a partir del mes de febrero.

De hecho, si estás leyendo este post ahora será porque Google habrá pensado que te puede interesar y como buen buscador ha satisfecho tu curiosidad o interés llevándote hasta aquí.

La celulitis viene a ser para las mujeres como la calvicie para los hombres, es decir, nosotras daríamos lo que fuera por encontrar la solución definitiva que nos permitiese lucir nuestro cuerpo sin rastro de celulitis y ellos harían lo mismo por encontrar el crece-pelo mágico para lucir una frondosa cabellera durante toda su vida.

Pero volvamos a la cruda realidad: Ni existe la solución definitiva y única para acabar con la celulitis ni la poción mágica para evitar que el cabello masculino se caiga con la edad.
El tratamiento para la celulitis considerado como idóneo se compone de muchos factores cuya suma sí puede ayudarte a conseguir dicho objetivo: eliminar tu celulitis para siempre.

Lo que debes tener claro son una serie de conceptos básicos sobre la celulitis para que sepas como plantarle cara y en eso estamos. Te invitamos a conocer todo lo que puede resultarte útil para luchar contra la celulitis con un alto porcentaje de posibilidades de éxito.

¿Qué es la celulitis?

eliminar la celulitis este veranoEl término “celulitis” proviene del francés “cellulite”, acuñado en 1816 por el Dr. W. Balfour como definición del indicio de una enfermedad que se suponía producida por la inflamación del tejido de las células de la piel, de ahí la terminación “itis”. Se entiende por celulitis la acumulación de tejido adiposo formando nódulos y hoyuelos que ocasionan el aspecto de piel de naranja.
La celulitis se considera una alteración estética de la superficie de la piel que afecta a entre el 85% y el 98% de las mujeres a partir de la adolescencia en mayor o menor grado.
Está presente en todas las razas aunque afecta con mayor frecuencia a la blanca y en menor medida a las mujeres asiáticas.
Es muy poco frecuente en los hombres y por ello se cree que el factor hormonal juega un papel relevante en su desarrollo. Aunque suele estar presente en zonas con exceso de tejido adiposo y en personas obesas, la obesidad no es necesaria para que se produzca.

Una descripción resumida de la celulitis podría ser la siguiente: Alteración formal y fisiológica del tejido celular subcutáneo que lo incapacita para cumplir sus normales funciones de transporte de alimento y oxígeno a las células y eliminación de los productos de desecho.

¿Cómo nace la celulitis?

En nuestro organismo existe un tejido llamado “conjuntivo” que rodea los elementos estructurales de los otros tejidos y de los órganos, uniéndolos o vinculándolos entre sí. Está presente entre los músculos, en los tendones, ligamentos y aponeurosis y también debajo de la piel, donde se le conoce con el nombre de “tejido celular subcutáneo”.

El tejido celular subcutáneo está compuesto por células esencialmente adiposas (grasas), fibras y líquido intercelular, nutrido por una red sanguínea, recorrido por finos complejos nerviosos y con un mecanismo de vasos linfáticos. Además de dar forma y redondez al cuerpo y turgencia y elasticidad a la piel, el tejido celular subcutáneo cumple las funciones de sostén mecánico (entre tejidos, músculos y piel), vía de intercambio entre sangre y tejidos (aporta alimento y evacua desechos) almacenador de la nutrición de reserva (células adiposas), centro inmunológico (protege ante las infecciones), reparador de lesiones (regenera los tejidos) y regulador de la termogénesis (intercambio de calor entre el organismo y el medio).

Existe una clara diferenciación entre el tejido celular subcutáneo femenino y el masculino: en la mujer, las células adiposas se agrupan en el interior de unos receptáculos divididos por tejido conjuntivo y dispuestos en arcos verticales que se fijan en la capa profunda de la piel. Los vértices de estas cámaras se proyectan hacia el exterior llegando hasta la capa inferior de la piel.
En el hombre, no solo las cámaras adiposas son de menor tamaño que en la mujer, sino que la estructura de las fijaciones del tejido conjuntivo presenta una disposición horizontal y la piel es más gruesa que en la mujer.

La grasa que ingerimos con la comida se absorbe desde el intestino y es transportada a través de la sangre hasta las células adiposas. Cuando necesitamos energía, los triglicéridos de reserva del interior de las células adiposas son descompuestos (lipólisis) y se liberan los ácidos grasos para alimentar a los músculos.
Cuando las células adiposas no pueden completar su recorrido dentro del organismo se estancan y se acumulan hasta manifestarse en forma de inflamación o celulitis.

Celulitis: Conoce sus causas y consecuencias

Como consecuencia del aumento de tamaño de los adipocitos, la microcirculación venosa y la linfática se hacen más lentas. Se produce una vasodilatación y la sangre permanece en ellos más tiempo de lo normal, produciéndose una estasis sanguínea (estancamiento venoso).

No es un fenómeno de causa única sino una consecuencia de múltiples factores que predisponen a su aparición. Los factores que estadísticamente han sido comprobados como más relacionados con la celulitis son:

Endocrinos. Con los cambios hormonales cíclicos, y en determinados días del ciclo menstrual, se produce un aumento de la acumulación de líquidos de hasta dos litros. Por otra parte, hormonas femeninas como los estrógenos o la progesterona afectan al tejido graso y son responsables del aumento del volumen de las células grasas en zonas localizadas, como las zonas peritrocantéreas (cartucheras).

Genéticos. Son de nacimiento.

Circulatorios y vasculares. Está demostrado que no se produce celulitis si no existe alteración microcirculatoria. Las mujeres afectadas por la celulitis suelen presentar síntomas de alteraciones vasculares, principalmente de retorno venoso: dolor, pesadez de piernas, cansancio, varices… Si a estos síntomas se une la tendencia genética, la celulitis está asegurada.

Dietéticos. La celulitis se relaciona con la obesidad, con la sobrealimentación y con algunas costumbres alimenticias: comida rica en grasas o en hidratos de carbono, dulces, abuso de picantes o especies, alcohol…

Según los factores genéticos, hormonales y bioquímicos de cada persona, el tipo de alimentación y la actividad física que desarrolle, el proceso de eliminación de grasas y toxinas funcionará correctamente o bien sufrirá alguna alteración.

Morfología y fases de la celulitis

Androide, presenta acúmulos de grasa predominantes en la mitad superior corporal (abdomen, cojín lumbar, cola de mama, brazos…).

Ginoide, presenta retención de líquidos y los acúmulos de grasa se encuentran en la mitad inferior corporal (glúteos, cartuchera ó zona peritrocantérea, muslos, gemelos…).

Fases de la Celulitis

eliminar celulitis en veranoFase inicial (1): Por diversas razones, el sistema de eliminación de desechos puede verse entorpecido, provocando un aumento de la cantidad de líquido intersticial en el tejido celular subcutáneo y favoreciendo la formación de pequeños edemas que pueden producir sensación de cansancio o pesadez. La piel presenta un aspecto liso, estando la persona tanto de pie como tumbada; al comprimir la piel entre los dedos no se observa piel de naranja.

Fase exudativa (2): Si dicho entorpecimiento no es controlado a tiempo, la congestión originada comprime los capilares y dificulta la circulación. Para compensar dicho efecto, las paredes de las venas se vuelven más porosas y “exudan”, es decir, dejan escapar parte de su contenido de suero y elementos de desecho. Es aquí cuando el tejido empieza a intoxicarse y se inicia un círculo vicioso: mayor compresión > mayor dilatación venosa > mayor permeabilización > mayor pérdida de elementos sanguíneos > mayor acumulación de líquidos > mayor compresión. La piel presenta un aspecto liso de pie o tumbada, pero al pinzarla entre los dedos o al contraer la musculatura, aparece la piel de naranja.

fase de intoxicación (3): Al entorpecerse el mecanismo purificador previsto (sistema venoso y linfático), los residuos se convierten en cuerpos extraños que provocan reacciones químicas del tejido celular subcutáneo y éste adopta una consistencia viscosa cada vez más espesa que acaba por irritar las fibras elásticas y las obliga a contraerse (celulitis blanda). La modificación de las fibras, la acumulación de líquidos y el aspecto gelatinoso del tejido celular subcutáneo explican el origen de la celulitis. La piel presenta un aspecto liso si la persona está tumbada, pero aparece piel de naranja al ponerse de pie.

Fase de degradación (4): Los vasos sanguíneos se empiezan a doblar y la circulación se obstaculiza más todavía, provocando la formación de tabiques que aprisionan productos nutritivos, desechos, grasas y agua en una especie de “celdillas” (celulitis compacta). Se aprecia la celulitis con o sin pinzamiento, tanto si está la persona de pie como tumbada y con obesidad.

Tipos de celulitis

La forma correcta de diferenciar la celulitis desde un punto de vista técnico sería dividirla en dos tipos de celulitis (los reconocidos por los profesionales):

Celulitis Lipodistrófica
Tejidos rígidos y duros al tacto. Tensa al máximo la epidermis y aparece granulosa bajo los dedos. Es dura, adherente en planos profundos y no se modifica con la posición de pie o acostada. Puede ser dolorosa al tacto. Su localización más frecuente es en la mitad inferior del cuerpo, en especial en la cara externa de los muslos y cara interna de las rodillas.
La celulitis lipodistrófica, con el tiempo, se puede presentar como un tejido esponjoso y flotante que rueda bajo los dedos y se mueve con el cambio de posición. Raramente dolorosa, afecta principalmente a la cara anterior del muslo y brazos. Es frecuente después de los 40 años, asociada a una flaccidez de la musculatura. Puede ser una evolución de una celulitis dura no tratada. Puede aparecer en cualquier zona después de un adelgazamiento mal conducido, demasiado rápido con abuso de diuréticos.

Celulitis Hidrodistrófica
Consistencia pastosa. Dolorosa al tacto e incluso espontáneamente. Acompaña a una insuficiencia circulatoria venosa y/o linfática en miembros inferiores, edemas, varices, sensación de pesadez…
Los muslos y las rodillas pueden afectarse, pero sobre todo las piernas, con aspecto de “pierna de columna” en el segmento gemelo-tobillo. Es de aparición precoz, generalmente en la pubertad y la menos frecuente.

Sin embargo, si nos guiamos por el aspecto y tacto de la celulitis, a nivel popular, se habla de 3 tipos diferentes de celulitis:

Celulitis blanda
Es la más común de todas, también conocida como “piel de naranja” y se caracteriza por su flacidez y aspecto esponjoso. El tejido se hunde al tocarlo y se desplaza con los cambios de postura. Suele encontrarse en muslos, glúteos y cara interna de los brazos y no resulta dolorosa. Se presenta en mujeres a partir de los 35-40 años de edad.

Celulitis dura o compacta
Es la peor de todas porque resulta dolorosa y muy sensible a los cambios de temperatura cutánea. De aspecto granuloso y consistencia dura al tacto. Duele al pellizcar la piel y forma un bloque compacto. Se localiza principalmente en la cara externa de los muslos y en la cara interna de las rodillas Se presenta en mujeres jóvenes.

Celulitis edematosa
Es un mix de la celulitis blanda y la celulitis dura y se localiza normalmente en las extremidades inferiores, provocando una importante inflamación del tejido. Suele ser dolorosa. Por fortuna es la menos frecuente de las celulitis y la que tiene una solución “más rápida”.

Los biorritmos de la celulitis

Todos los organismos vivos están sometidos a unos biorritmos y en el caso del ser humano estamos hablando de al menos 160 biorritmos, nada más y nada menos. La mayoría de nosotros no presta atención a estos biorritmos aunque es un grave error que deberíamos solucionar.

eliminar la celulitis en verano

Si hacemos un esfuerzo por entender cómo utiliza nuestro organismo lo que le proporcionamos por medio de la alimentación y la actividad física, entenderíamos perfectamente cómo la célula grasa almacena o elimina en función de nuestras necesidades y por ende, aprenderíamos a gestionar adecuadamente nuestro organismo, evitando un montón de enfermedades y otros problemas como la celulitis.

Cada una de nuestras células adiposas es una micro-fábrica perfectamente ajustada y activa las 24 horas del día. Su misión: fabricar, guardar y utilizar reservas de “carburante” para cubrir nuestras necesidades cotidianas de energía. Así se forma nuestro tejido adiposo. Con una alimentación equilibrada y periódica (de 3 a 5 ingestas al día), la célula grasa o adipocito bombea los ácidos grasos y el azúcar a través de la circulación sanguínea y una serie de enzimas se ocupan de fabricar, a partir de estos lípidos y glúcidos alimentarios, los triglicéridos o moléculas grandes que se acumulan en los depósitos de reserva de cada célula.

La insulina es la hormona principal que gestiona dichas reservas, poniendo en marcha el almacenamiento de grasas o lipogénesis.
Cuando nuestra alimentación no es lo suficientemente adecuada, este sistema deja de funcionar correctamente y el tejido adiposo se altera y confunde los mensajes de “almacenar” (lipogénesis) y “eliminar” (lipolisis) así que las grasas y toxinas que se encuentran en nuestro organismo quedan aprisionados, sin salida y se inicia la inflamación de las células grasas, recordemos que la terminación “itis” significa eso, de ahí la palabra “celul-itis”.

Una vez provocada dicha inflamación, resultará complicado eliminarla ya que esas células grasas inflamadas y atrapadas tenderán a crecer exponencialmente si no controlamos nuestra alimentación y practicamos la suficiente actividad física.

Los biorritmos que afectan directamente a la celulitis tiene que ver principalmente con nuestra alimentación y nuestra actividad física diaria y en un segundo plano, pero también muy importante, en una serie de acciones que emprendamos como puede ser el masaje de drenaje linfático para ayudar a nuestro sistema linfático a transportar todas esas grasas y toxinas y/ó tratamientos específicos para romper las células grasas en pedazos para que la linfa pueda transportar esas grasas y toxinas hasta los canales de desecho de nuestro cuerpo.

Una vez entendido esto, podemos afrontar la celulitis de una manera inteligente, es decir, sabemos cómo se genera la celulitis, porqué generamos la celulitis y cómo podemos actuar contra ella.

Si todavía no la padeces, sabrás cómo tienes que cuidarte para no provocar que haga acto de presencia, desde los ejercicios más indicados para frenar su aparición y la dieta más adecuada para evitar la celulitis.

Si ya formas parte del 93% de las mujeres que padecen la celulitis en cualquiera de sus tipos o fases, sabrás lo que tienes que hacer para iniciar la guerra contra tu celulitis.

A partir de aquí, nos gustaría contar con tu colaboración para poder ayudar a todas las mujeres que padecen este problema, para ir publicando los remedios, tratamientos y soluciones de mayor eficacia para acabar con la celulitis para siempre y lo que es muy importante: mantener una piel tersa y sin flacidez.

En este video de nuestro canal de Youtube te contamos cómo eliminar la celulitis a través del masaje no invasivo, concretamente con la ayuda del equipo de masaje profesional (utilizado por profesionales del mundo de la estética y reconocidos fisioterapeutas) Masster Plus.

Deja un comentario en este artículo o escríbenos a info@fit4ever.es y cuéntanos tu caso o  experiencia con la celultis para que podamos ayudarte personalmente.

2 comments

  1. Margarita Barba GomezReply

    Buenos días,
    Tengo celulitis de tipo blanda, sobretodo en los muslos, glúteos y algo tambien cara interna de los brazos , y me gustaría que me aconsejaran o informaran sobre como tratarla, que tipo de aparato seria el más recomendado, he visto en su pagina web del apartado de presoterapia para uso particular, FIT PRESS: PRESOTERAPIA EN CASA, pero también he visto un aparto de masaje EL MASAJEADOR POR EXCELENCIA: MASSTER PLUS.
    Que me aconsejarían para mi caso…?

    Muchas gracias,
    Un saludo.

    • Fit4EverReply

      Hola Margarita,

      Los tejidos blandos, debido al poco tono muscular que tienen, producen deformaciones que se hunden y aplastan a la menor presión. Al andar, se aprecia el balanceo típico de la masa celulítica que tiende a ocupar grandes zonas. La celulitis blanda afecta a las personas sedentarias y a aquellas que alguna vez fueron muy activas y ya no lo son. Afecta también a mujeres que han seguido repetidos y severos tratamientos dietéticos y que han perdido y recuperado peso muy rápida y bruscamente. Para recomendarte un tratamiento más específico nos gustaría saber con cuál de las causas mencionadas te identificas. De todos modos y ya que mencionas nuestros dos productos más vendidos, la presoterapia para casa Fitpress y el masajeador anti celulitis Masster Plus, te ofrecemos dos opciones para ayudarte a eliminar esa celulitis SIN DEJAR FLACIDEZ:

      1) Opción MASAJE LOCALIZADO: Desconocemos el tiempo que hace que la celulitis te acompaña, cuanto más tiempo lleve contigo, más difícil resultará eliminarla. El primer paso de todos los tratamientos anticelulíticos es intentar romper los adipocitos que se han ido acumulando en esas zonas que mencionas para que podamos movilizarlos a través de la linfa. Con nuestro aparato de masaje Masster Plus y siguiendo las instrucciones del extenso manual de uso que le acompaña, podrás realizar un masaje anticelulítico altamente efectivo en tan solo 20 minutos. Lo importante será la constancia, es decir, darse un masaje diario o al menos 3 días a la semana para poder llegar a romper los adipocitos y ayudar a su sistema linfático a transportarlos hasta los canales naturales de desecho. Con el mismo aparato de masaje, podrás realizar un drenaje linfático en piernas, brazos y abdomen de manera que estimulará su eliminación. Digamos que notarás los resultados en dos fases: resultados inmediatos en cuanto a la sensación de que la circulación linfática se activa con cada masaje Masster Plus (lo cual es muy importante) y resultados a corto plazo (1 mes) en cuanto a notar que la celulitis va desapareciendo.

      2) Opción PRESOTERAPIA: La presoterapia es una manera “pasiva” de tratar la celulitis, es decir, solo tendrás que enchufar el aparato a la corriente eléctrica, ponerte las dos botas, darle al botón de “ON” y disfrutar de un drenaje linfático perfecto desde la planta de los pies hasta las ingles y en el caso de los brazos, desde las muñecas hasta los ganglios linfáticos axilares. Es un método más lento, pero óptimo para evitar la retención de líquidos y favorecer una correcta circulación linfática. El único inconveniente es que con la presoterapia no llegarás a romper los adipocitos y nódulos de grasa. El tratamiento integral infalible sería la combinación de ambos, del Masster Plus con la presoterapia Fitpress, de manera que uno rompe los adipocitos y los nódulos de grasa y la otra estimula la circulación linfática para eliminarlos.

      Si necesitas más información, o asesoramiento no dudes en contactar con nosotros a través del teléfono 932801010, email info@fit4ever.es o incluso por whatsapp al 609110012. Además no cerramos en agosto y tenemos atención telefónica todos los días del año de 9 a 22 horas incluidos festivos.

Deja un comentario