Piel sana y bonita en invierno

Consejos para combatir el frío y proteger tu piel en invierno

Todavía no ha llegado el invierno, pero ya empieza a hacer frío, los días son mucho más cortos que en verano y empieza el abuso de calefactores y calefacciones en lugares cerrados, o sea, nuestro cuerpo y nuestra piel lo van a pagar si no tomamos ciertas precauciones.

En Fit4ever nos preocupamos por ti y a continuación te presentamos una serie de consejos para poner en práctica rápidamente.
Aunque estemos acostumbrados a ponernos las pilas de cara a primavera, cuando ya vemos el verano a la vuelta de la esquina, lo cierto es que el único método fiable para mantener la piel en perfecto estado es ser constante a lo largo del año, tomar hábitos saludables los 12 meses y no olvidarse de que cuidarse en inverno para conseguir una piel saludable es la única manera de cosechar progresos en verano.

Tápate adecuadamente

Hay que procurar mantener una temperatura corporal constante durante todo el día y para ello hay que cubrirse el cuerpo con la ropa del material adecuado y en la cantidad justa de piezas de ropa.

Consejos para una piel sana en inviernoExisten dos métodos para protegerse del frío en invierno: el primero es multiplicar las capas de ropa.

El aire que fluirá entre cada espesor de ropa se calentará y te sentirás mejor. La superposición de capas no significa elegir ropa voluminosa. El orden de los materiales será también importante, de manera que la ropa más agradable y suave irá en contacto directo con la piel y la ropa más gruesa en las capas exteriores.

Resultan imprescindibles la ropa interior confortable (camiseta de algodón bien ajustada al cuerpo), las medias, los calcetines de lana y guantes para mantener las extremidades calientes, bufanda/foulard para el cuello y un gorrito para la cabeza si es necesario.

Segunda técnica: la elección de los materiales. Algun@s preferirán ropa técnica. Ya sabes, estas prendas que encuentras en las tiendas de deportes. Mantienen el cuerpo caliente mientras lo dejan respirar sin sudar.

El termolactilo es uno de los materiales más conocidos para ayudar a retener el calor corporal, pero hoy día tienes una oferta impresionante de este tipo de materiales técnicos tanto en las tiendas de deportes como en algunas marcas de moda como puede ser Uniqlo.

Adapta tu comida a la temporada

En invierno, no comemos lo mismo que en verano. Puede parecer sentido común, pero vale la pena recordarlo.

Las verduras de verano, incluso si todavía se encuentran desde el fin del mundo en nuestros supermercados, no responden de manera efectiva a las diferentes necesidades de nuestro cuerpo en invierno.

¡Adaptar tu comida no significa comer más o comer grasas! 

Verduras de temporada y alimentos con almidón (zanahorias, remolachas, nabos, rábanos, patatas, boniatos, calabaza), así como legumbres (arroz, trigo, quinoa, mijo, trigo sarraceno, lentejas, frijoles secos, garbanzos y guisantes) te permitirá llenarte de energía para luchar contra el frío y reforzar tus defensas naturales.

Hidrátate por dentro y por fuera

Tenemos menos sed en invierno y es normal, pero sigue siendo muy importante que te hidrates adecuadamente y con el frío apetecen todavía más las bebidas calientes. Te recomendamos bebidas calientes o tibias en forma de té o infusiones con algunas gotitas de limón o tomillo.

Hidratación por dentro y por fuera durante el inviernoTambién es la época ideal del año para disfrutar de sopas y caldos de verduras a los que puedes añadir algunos tipos de algas que te aportarán muchos minerales.
Por otro lado, apúntate a las legumbres y a los cereales integrales.

En estos meses de invierno, la epidermis está acosada por el viento, el frío y la falta de humedad, lo cual puede provocar que se reseque o agriete.

Bajo las condiciones climáticas extremas de la estación fría, la deshidratación acelerada acecha la piel, que tiene sed.

Te recomendamos que te habitúes a aplicarte crema hidratante a diario, tanto a nivel facial como corporal y muy específicamente en las manos porque suelen estar expuestas permanentemente al frío.

Si complementas la crema hidratante con algún aceite vegetal todavía mejor ya que el aceite forma una barrera protectora y evita que el agua escape.

La dureza del invierno puede provocar ciertas afecciones de la piel, como el eczema y la psoriasis.

La falta de exposición al sol y el aire demasiado seco pueden contribuir a episodios de psoriasis de invierno.

Un buen masaje hace milagros

Para promover la circulación sanguínea en caso de frío, es necesario realizarse masajes. Los vasos tienden a retraerse para proteger los órganos vitales de una caída significativa de la temperatura: esto es vasoconstricción.

El masaje es una muy buena manera de calentarse.

Sabemos que durante el invierno gestionamos el tiempo de una forma diferente. Los días son más cortos y las temperaturas no nos motivan demasiado a acudir a centros de estética para realizarnos determinados tratamientos con la frecuencia necesaria para obtener resultados notables, por eso realizarnos estos tratamientos en la comodidad de nuestro hogar es una manera fantástica de ser constantes en nuestro propósito.

Por otro lado, el uso de calefacción y permanecer en ambientes cerrados con altas temperaturas provoca retención de líquidos y ralentiza la circulación linfática.
Tanto para la circulación sanguínea como para la circulación linfática, un buen masaje resulta muy eficaz y saludable.

Para ello tenemos dos propuestas que te van a encantar, ambas realizables tranquilamente en casa:

La primera es nuestro masajeador  anticelulítico Masster Plus, el aparato de masaje reconocido en todo el mundo, tanto por profesionales como por particulares gracias a su eficacia y polivalencia. Con el Masster Plus podrás darte un buen masaje todos los días a la hora que tú quieras y llevártelo contigo a donde vayas para que mantengas tu circulación bien activada.

Con muy pocos minutos al día notarás los resultados rapidísimamente en aspectos tan diversos como:

 Disminución / desaparición de la celulitis.
 Reducción de la flacidez a nivel facial y corporal.
 Minimización de la retención de líquidos (piernas pesadas).
 Limpieza facial profunda.
 Peeling corporal (exfoliación).
 Pérdida de volumen en: abdomen, cintura, cadera, muslos…
 Eliminar papada o doble mentón.
 Masaje deportivo y/o recuperación tras lesiones.
 Alivio de dolores crónicos como lumbalgias, fibromialgias, etc…

Llámanos

Consúltanos

La otra propuesta para activar tu circulación de la manera más cómoda es la presoterapia. Dos botas conectadas a un pequeño compresor que genera un masaje suave y constante a lo largo de todo el sistema linfático, de manera que no se te hincharán las piernas y te sentirás siempre «ligera».

emininar la celulitis con presoterapiaEste tratamiento está presente en todos los centros de estética del mundo por sus grandes resultados, y Fit4ever comercializa en exclusiva los equipos de presoterapia en casa de la prestigiosa marca francesa Starvac, para que someterte a un tratamiento de presoterapia no te cueste más tiempo del necesario.

¿Qué esperar de la presoterapia de uso doméstico Fit Press?

 Aliviar el dolor en las piernas debido al embarazo, obesidad, piernas pesadas o retención de líquidos.
 Evitar el desarrollo y la acumulación de celulitis.
 Evitar y tratar las venas varicosas.
 Reducir edemas.
 Moldear piernas evitando la retención de líquidos.
 Recuperar los tejidos después de una liposucción.

Llámanos

Consúltanos

Consejos útiles para cuidar tu piel en invierno

Toma baños o duchas cortas: No más de diez minutos, en agua tibia en lugar de agua caliente.


Humedad: No sobrecalentar el aire interior. Es recomendable un nivel de humedad entre 30% y 40%. El uso de un humidificador puede ser necesario en algunos casos.


Protección solar: No olvides el protector solar en cualquier actividad al aire libre.


Labios: Aplica regularmente un bálsamo protector para evitar grietas.


Manos: Usa guantes para evitar la exposición innecesaria al frío y también para limpiar los platos y hacer la limpieza de la casa.


Pies: Llévalos siempre abrigados, en el exterior con calcetines de lana y siempre transpirables y en casa que sean suaves y cálidos.


Cabeza: Si el frío es intenso, la cabeza debe estar protegida con algún gorro de material transpirable ya que tener frío en la cabeza ( o en los pies) comporta consecuencias como catarros, resfriados, etc.

Deja un comentario