Eliminar la retención de líquidos

Por qué retenemos líquidos y cómo podemos evitarlo

Por definición, la retención de líquidos es una acumulación excesiva de líquido en el cuerpo o en una parte del cuerpo.
El equilibrio entre los líquidos que ingerimos (agua potable y agua contenida en el alimento en sí mismo) y los líquidos que consumimos (a través de la orina, las heces y el sudor) lo administran los riñones.

A causa de la fuerza de la gravedad, la retención de líquidos es más evidente en los tobillos y en los pies, donde se manifiestan las primeras hinchazones: lo que conocemos como PIERNAS PESADAS.

¿Cuál es el origen de la retención de líquidos?

El agua es el elemento más abundante del organismo y alcanza el 72% del peso corporal de un adulto. Está distribuida en tres grandes compartimientos:

Intracelular: La que se encuentra dentro de las células.
Intravascular: La que se encuentra dentro de los vasos sanguíneos.
Intersticial: La que se encuentra entre ambos, o sea en los tejidos alrededor de las células.

Todos estos compartimentos están separados por una membrana semipermeable, o sea que permite el paso de líquidos y ciertos componentes de los mismos. La retención de líquidos se produce cuando existe un desequilibrio entre las fuerzas que regulan el paso de los líquidos de un compartimiento a otro. Si el paso de agua es abundante del espacio intravascular al intersticial, aparece la retención de líquidos.

La retención de líquidos puede ocurrir tanto por el estilo de vida (sedentarismo), como por fluctuaciones hormonales (embarazo, menopausia, pre-menstruación), por desequilibrio en la ingesta de líquidos o enfermedades importantes (cirrosis, insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial, cáncer, desnutrición, etc.).

Las causas de la retención de líquidos obedecen a dos factores:

  1. Factores orgánicos: Inflamatorios ( en articulaciones por traumatismos o golpes), Alérgicos, trastornos circulatorios ( ralentizamiento del retorno sanguíneo y linfático empujando el líquido hacia el intersticio ). Enfermedades propias de ciertos órganos (hígado, riñón, corazón, etc.).
  2. Factores cotidianos: El sedentarismo ( falta de actividad física, permanecer muchas horas sentados, etc.), el estrés ( la angustia y los nervios desequilibran el sistema hormonal ), la ingesta de medicamentos (anticonceptivos orales, corticoides, anti-inflamatorios, etc.), factores climáticos (en menor medida las fluctuaciones de la presión atmosférica y las altas temperaturas, pueden influir en esto.

Factores que provocan la retención de líquidos

⦁ Calor: Dilata los vasos sanguíneos.
⦁ Fluctuaciones hormonales (estrógeno, aldosterona): Durante el período premenstrual, muchas mujeres nota una sensación de retención de agua en el pecho y el abdomen.
⦁ Embarazo: Durante las últimas semanas del embarazo, el vientre ejerce fuerte presión sobre el sistema venoso que devuelve la sangre al corazón. Esta presión afecta la circulación sanguínea y causa la dilatación de los vasos.
⦁ Dieta alta en sal: La sal tiene la propiedad de retener agua en el cuerpo.
⦁ Drogas: Algunos medicamentos para la presión arterial , corticosteroides y terapia de reemplazo hormonal pueden asociarse con la aparición del edema.
⦁ Venas varicosas: Estas venas dilatadas y azuladas se asocian a una desaceleración del retorno venoso.
⦁ Tromboflebitis aguda. Inflamación de una vena con coágulo.
⦁ Insuficiencia renal: Una de las funciones del riñón es asegurar la evacuación del agua, es obvio que un riñón que funciona de forma no plena impide al cuerpo deshacerse del exceso de líquido.
⦁ Enfermedades del hígado, cirrosis: El hígado es un filtro para el sistema sanguíneo, cualquier fallo hepático provoca un aumento de la presión en el circuito venoso ,que se traduce en una dilatación de los vasos y el edema.
⦁ Insuficiencia cardíaca: El corazón es comparable a una bomba hidráulica. Cuando ya no es capaz de bombear sangre al cuerpo del ventrículo izquierdo, la sangre se acumula y esto sobrecarga del ventrículo derecho, que ya no es capaz de bombear sangre desde la periferia. Esta acumulación de sangre causan alta presión en los vasos sanguíneos, que se dilatan y causan inflamación.
⦁ Hipotiroidismo importante: El cuerpo entero experimenta una desaceleración que se traduce en que el corazón late más lento, bombea menos sangre y promueve la dilatación de los vasos.

Entonces… ¿Qué podemos hacer para evitar la retención de líquidos? Lo más recomendable es consultar con el médico de cabecera o directamente a un especialista para que determine la causa de la retención de líquidos. No obstante aquí te dejamos algunos consejos prácticos que te pueden ayudar:

Consejos para evitar la retención de líquidos

Beber líquidos en cantidad apropiada: Agua, jugos, sopas, infusiones, etc… Algunos alimentos también contienen mucha agua (lechuga, apio, sandía, arroz integral, etc.).
Adoptar una dieta baja en sal.
Practicar ejercicio físico cardiovascular al menos 3 veces por semana: Running, elíptica, cinta, bicicleta o natación.
Elevar las piernas en reposo: Descansar las piernas en una silla o sobre almohadas, asegurando que están por encima de las caderas. Adopta esta posición varias veces al día.
Reducir la exposición al calor.
Presoterapia un par de veces a la semana. Acudiendo a un centro de estética o adquiriendo un aparato de presoterapia para uso doméstico.
Evitar la medicación con diuréticos en la medida de lo posible y si el médico los prescribe, no abusar de ellos, ya que el cuerpo se vuelve vago (incapaz de trabajar por si solo) y adicto a ellos.

Deja un comentario