consejos para eliminar la celulitis

Cómo combatir la celulitis cómodamente desde casa

Después del verano, los gimnasios, los centros de estética, los salones de belleza, los clubs de fitness y la mayoría de lugares que imparten actividades físicas como el cross-fit, pilates, hatha yoga, o similares, están llenos de caras nuevas intentando sacar tiempo para remediar los excesos del verano.
El periodo de vacaciones ha causado mella en muchos cuerpos y a muchas personas no les alcanza el tiempo para acudir a cualquiera de estos lugares con la regularidad que se necesita para volver a ponerse en forma.

Gracias al contacto que mantenemos con muchos de nuestros clientes, conocemos las ventajas que ofrece disponer de una máquina de masaje en casa como el Masster Plus o una máquina de presoterapia para casa como la Fitpress.

El aparato de masaje Masster Plus fue inventado por profesionales para profesionales, pero con los años se ha convertido en una herramienta imprescindible para mucha gente que necesita un buen masaje anti-celulítico o un masaje descontracturante al menos 4 días a la semana. Ya no digamos de las personas que lo utilizan a diario y lo comparten con otros miembros de la familia para cubrir diversas necesidades tanto estéticas como terapéuticas.

Tener un Masster Plus es casa es una de las mejores inversiones que se pueden realizar para mejorar el bienestar de uno mismo.

Ver más sobre aparato de masaje Masster Plus

Solicita más información

El aparato de presoterapia para casa Fitpress de Fit4ever es la otra opción más valorada por todas aquellas personas que sufren retención de líquidos, mala circulación, varices o celulitis acuosa ya que de una manera comodísima y sin esfuerzo alguno pueden disfrutar de una sesión de presoterapia en casa cada día. Este equipo de presoterapia en casa es tan potente que incluso muchos profesionales lo utilizan para sus tratamientos de cabina.

Ver más sobre equipo presoterapia en casa

Solicita más información

Son algunos de los clientes de ambas máquinas quiénes nos han comentado lo fácil que les resulta mantener su cuerpo en forma y sin celulitis utilizando estas máquinas en casa, pero además de esa ayuda externa para conseguir tu objetivo también será necesario que apliques por tu cuenta esta serie de consejos imprescindibles y facilísimos que queremos compartir contigo. Toma nota y conseguirás un cambio radical en tu apariencia y en tu forma de sentirte:

Evitar las comidas grasas y/o con mucho azúcar

El exceso de peso está directamente relacionado con el número de calorías ingeridas. Aparece inevitablemente si el gasto de energía es menor en comparación con la ingesta calórica de los alimentos ingeridos.

Si comes patatas fritas en cada comida o bollería industrial en cada desayuno, es obvio que vas a engoradr. Para evitarlo, la dieta debe ser lo más equilibrada posible, con 4 a 5 raciones diarias de frutas y verduras y fibras que promuevan el tránsito intestinal.

No comer en exceso

A veces, el aumento de peso se produce incluso cuando los alimentos grasos se descartan o consumen en cantidades moderadas. Este es el caso si el gasto de energía es demasiado bajo: comemos demasiado en comparación con su metabolismo.

Es necesario reducir las porciones de comida o aumentar el gasto de energía del cuerpo mediante la práctica de una actividad física.  Si buscas el equilibrio entre ingesta y consumo de calorías te vas a mantener en el peso ideal.

No picotear entre horas

El picoteo de pequeñas cantidades de alimentos grasos y azucarados ( barritas, tentempiés, snacks, etc.) es muy malo para la línea, ya que se añade a las comidas del día, causando un desequilibrio en la ración diaria de alimentos.

Si no puedes reprimir el deseo de un refrigerio, es mejor que elijas una pieza de fruta o algún producto lácteo, ricos en nutrientes y bajos en calorías.

Hidratar adecuadamente

eliminar la celulitis bebiendo aguaBeber agua no adelgaza, pero ayuda a mantener un peso ideal.

El agua promueve la eliminación de toxinas, lo que permite que el cuerpo funcione mejor y, por lo tanto, evite el almacenamiento.

Se ha comprobado que el agua potable aumenta el metabolismo en un 3%, lo que significa que la energía que se gasta en el cuerpo es mayor y se queman más calorías.

Ni mucha ni poca, sino la que tu cuerpo necesita, debes encontrar la justa medida y ésta suele estar entre 1 litro y dos litros al día, según cada persona.

Cenar ligeramente o temprano

La ingesta de alimentos durante la cena debe ser muy equilibrada, ligera y procurar siempre dejar un intervalo de tiempo de al menos 2 horas antes de acostarse.

Acostarse con el estómago demasiado lleno resulta fatal para el organismo ya que le obligaremos a trabajar “de noche” para digerir los alimentos en posición horizontal. Los alimentos ingeridos antes de una fase de reposo son almacenados por el cuerpo que ya no necesita energía.

Dormir un mínimo indispensable de horas

La falta de sueño puede hacerte engordar ya que provoca la activación del cortisol, la hormona del estrés. El estrés fomenta el insomnio y éste puede provocar tentaciones con destino a la cocina, es decir, picoteo nocturno o falta de descanso que al final repercutirán en tu peso también.

Cada persona tiene un metabolismo determinado y una necesidad mínima de horas de descanso.
Establece tu medida y procura respetarla cada día. Si con 5 ó 6 horas bien dormidas te encuentras bien, no necesitas dormir más.

No comas con estrés, es decir, de prisa y mal

combatir la celulitisBajo estrés, el cuerpo produce picos de cortisol. Si el nivel de cortisol observado en el cuerpo es demasiado alto, causa depósitos de grasa localizados en el área abdominal del cuerpo y, por lo tanto, aumento de peso.
Además, el estrés genera lo que se llama “hambre emocional”. Malas noticias, aburrimiento, frustración, etc., nuestras emociones nos empujan a picar alimentos grasos y azucarados. Esto activa los circuitos de recompensa en nuestro cerebro, que tiene el efecto de apaciguamiento inmediato.

Come despacio, mastica bien y procura no mirar la tele ó el móvil o la Tablet durante la ingesta de alimentos. Dedícate solo a comer.

El acto de comer demasiado rápido no permite que el cuerpo perciba la sensación de saciedad. El efecto es puramente mecánico: cuando comes, el cerebro envía señales de saciedad después de 20 a 30 minutos. Si come demasiado rápido, es probable que la cantidad de comida ingerida sea más alta que el nivel de saciedad, que se percibe demasiado tarde. De ahí la sensación de tener demasiada comida que es real y conduce, a la larga, al aumento de peso.

¡Muévete!

La falta de actividad física no permite un gran gasto energético. Las personas con un estilo de vida sedentario deben tener una ingesta calórica diaria que no supere las 1800 calorías para las mujeres y 2100 para los hombres, lo que se logra rápidamente. Comer en exceso es por lo tanto más común en estas personas.

Al aumentar el gasto calórico podrás aumentar la ingesta de calorías sin afectar a tu línea.

Elige la o las actividades físicas que más te guste practicar y que puedas practicar de manera habitual o casi diaria para que establezcas tu rutina de ejercicio físico. ¡¡Al menos 1 hora de ejercicio intenso 3 días a la semana!!

No te saltes las comidas básicas: desayuno, almuerzo y cena

Saltarse una comida disminuye el metabolismo básico, que quema menos calorías.

Además, el organismo que ha sido “privado” de alimentos reacciona almacenando ¼ de reservas adicionales en la próxima comida en caso de que se vuelva a privar.

Hacer tres comidas equilibradas al día es la clave para mantener el peso.

Sonríe e intenta ser feliz, al menos unos minutos cada día

remedios anti celulitisDivertirse y sonreír son puntos claves a la hora de enfocar la vida de un modo optimista y positivo.

Tomar una dosis de felicidad al día por pequeña que sea relaja el organismo y evita que el estrés, las tensiones y el mal humor repercutan negativamente en tu sistema nervioso central, en tu sistema digestivo y en tu sistema circulatorio, elementos clave para una buena salud.

Además introducir en el día a día nuevas rutinas o actividades que te hagan sentir bien tendrán una doble recompensa, ya que disfrutarás de la actividad en sí y al mismo tiempo esta actividad puede darte la dosis de ejercicio diario que necesitas, aunque no sea necesariamente deporte.

El simple hecho de apuntarse a un curso de inglés y llegar a clase dando un paseo de 20 minutos o subir las escaleras a pie ya implicarán una mejora notable en tu bienestar.

Deja un comentario