>> Volver a la lista de dolencias


¿ Qué es el dolor cervical ?

El dolor cervical se localiza en la región cervical de la columna vertebral y se produce por la irritación de las terminaciones nerviosas sensitivas situadas en las extremidades articulares, ligamentosas, óseas y musculares de esa región.

Por ello, las causas originarias pueden ser muy variadas, si bien el mayor porcentaje se debe a una contracción muscular.

Otras alteraciones que pueden causar el dolor: enfermedades articulares como la artrosis, esguinces, luxaciones y fracturas vertebrales, infecciones, tumores óseos, traumatismos o inflamaciones musculares.

En los casos más habituales, la lesión que provoca el dolor es muy leve, por lo que no puede ser bien localizada, siendo considerados estos casos como dolores cervicales inespecíficos.

Neuralgia cervicobraquial y tortícolis. Dos casos extremos

La neuralgia cervicobraquial se produce al comprimirse las raíces sensitivas de los nervios que nacen en los segmentos cervicales de la columna vertebral. Esta compresión puede ser causada por cualquier alteración que ocasione un desplazamiento o una inflamación de las estructuras próximas a las raíces. La causa más frecuente es la hernia del disco intervetebral o su desplazamiento a causa de un traumatismo. Es un dolor localizado en el cuello, parte superior de la espalda y a lo largo de una extremidad superior.

El tortícolis es una contracción involuntaria y duradera de uno de los músculos esternocleidomastoideos, mientras que el otro permanece relajado, por lo que se manifiesta como una inclinación o rotación forzada de la cabeza. Existe una modalidad congénita, pero es mucho más frecuente el tortícolis adquirido, normalmente provocado por una contracción muscular anómala.

Las contracciones musculares que causan la mayoría de los dolores cervicales pueden aparecer por muchas causas, pero lo normal es que se deban a una "mala postura" que se adopte por hábito. La posición incorrecta durante el descanso nocturno y la postura forzada al escribir durante muchas horas, son las dos más frecuentes.

También el estrés puede provocarlas, porque los estados de ansiedad ocasionan una contracción continua y dolorosa de la musculatura de la zona cervical. Las malas posturas al sentarse provocan a veces el estiramiento de un ligamento o una pequeña lesión de un disco intervertebral.

 

>>Tratamientos
>>Un problema que afecta también
>>a las esteticistas











El masaje masster plus alivia el dolor y relaja los músculos clic aquí
 
Empresa| El masaje | Distribuidores| Consultas GAP

© FIT 4 EVER