Tratamiento de choque contra la celulitis

Metidos de pleno en el verano,  queremos preparar la maleta y llega ese fatídico momento de cada año en el que nos ponemos delante del espejo para escoger las prendas que nos llevamos para nuestras vacaciones y… ¡ahí está de nuevo la celulitis! Conseguimos dejar de pensar en ello durante el invierno pero ahora vuelve a ser una preocupación.
O quizás tú eres previsora y te has sometido a algún tratamiento anticelulítico o has hecho alguna dieta expres durante la primavera consiguiendo buenos resultados, pero sigue preocupándote la flacidez o las estrías, problemas muy comunes cuando optamos por soluciones rápidas que a menudo están mal planificadas.

No te preocupes, nunca es tarde para poner solución a estos problemas que te hacen sentir vulnerable y a continuación te damos una seria de tips para aprender nuevos hábitos saludables que te harán lucir mucho mejor y sentirte mucho más a gusto y segura.

Está claro que la celulitis no se elimina con un simple y único tratamiento milagro, ni mediante tratamiento drásticos como la liposucción sin añadir ningún cambio en nuestros hábitos después.

El 93 % de las mujeres, sea cual sea su tipología, oficio y clase social, padece de celulitis en mayor o menor grado y cada año aparecen en el mercado cientos de productos y tratamientos anticelulíticos que prometen la aniquilación de la piel de naranja en un santiamén. Por supuesto esto no es fiable, no hay nada que solucione la celulitis por arte de magia si no ponemos de nuestra parte y cambiamos una serie de hábitos en nuestro día a día.

La celulitis requiere:

Prevención: Llevando un adecuado estilo de vida durante todo el año.

Diagnosis: Por medio de un profesional que identifique el tipo de celulitis que tienes para tratarla específicamente. Cada tipo de celulitis tiene su tratamiento.

Tratamiento adecuado: siguiendo las pautas marcadas por un profesional que implicarán la combinación de tratamientos en cabina y tratamientos en casa, porque tu mejor aliado contra la celulitis será la constancia.

¿Cómo se produce la celulitis?

La celulitis se produce por una degradación en cadena del metabolismo celular.

Debido a diversos hábitos de vida que puedes encontrar en nuestro post cómo prevenir la celulitis el exceso de grasa provoca un aumento del volumen de los adipocitos en la hipodermis de hasta 6 veces su volumen inicial, comprimiendo los tejidos y ralentizando la comunicación celular en todos los niveles de la piel.

A nivel de la hipodermis, los capilares se comprimen y la circulación linfática se degrada.

A nivel de la dermis, los fibroblastos dejan de sintetizar correctamente los componentes de la matriz extracelular, vital para la flexibilidad del tejido conjuntivo. Adiós firmeza.

A nivel de la epidermis, se ralentiza la producción de los queratinocitos (células presentes en el 80% de la piel), la capa córnea disminuye y la calidad de la piel empeora.

¿Cómo diagnosticar el tipo de celulitis que padeces?

Siempre es mejor acudir a un buen profesional para que realice el diagnóstico adecuado, pero para que tengas unas nociones básicas sobre los tipos de celulitis que existen, te lo resumimos así:

Celulitis Fibrosa: Dolorosa al pinzamiento, celulitis profunda, compacta, generalmente enquistada y difícil de eliminar.

Celulitis Adiposa: Piel dolorosa al pinzamiento, celulitis morbida como consecuencia de un exceso de ingesta de grasas.

Celulitis Acuosa: Difusa y suave al tocarla, celulitis acolchada, debida a problemas circulatorios o por exceso de vida sedentaria.

Dentro de cada clase de celulitis, podemos diferenciar entre tres estadios que corresponden al grado de afectación en el que nos encontramos, y podremos averiguar nuestro estadio observando los resultados al realizar esta sencilla prueba:

Estadio 1: La piel de naranja aparece al pinzamiento con una granulación moderada.

Estadio 2: La piel de naranja aparece sin pinzamiento en posición erguida y desaparece cuando la persona se estira.

Estadío 3: La piel de naranja presenta una fuerte granulación que aparece en todas las posturas.

¿Cuál es el tratamiento más eficaz contra la celulitis en esta época del año?

Eliminar la celulitis mediante masaje especializadoEn Fit4ever llevamos más de 25 años tratando con la celulitis y sabemos con certeza que a estas alturas del calendario no existe un único y milagroso tratamiento que erradique la celulitis.

La mejor manera de tratar la celulitis es con constancia, con métodos no invasivos, no agresivos y a lo largo de todo el año, pero como estamos en pleno verano y estamos seguros de que si estás leyendo esto es porque te corre mucha prisa encontrar una solución con la cual notes mejoría de forma rápida, te proponemos la combinación de dos métodos que llevan muchos años ofreciendo resultados a corto plazo ya sea para reducir la celulitis o solamente para disimularla: El método más ancestral para tratar la celulitis es el masaje.

Un tipo de masaje específico a lo largo de todo el sistema linfático, pero reforzado en las zonas rebeldes donde se tiende a acumular la persistente celulitis. Para un buen masaje anticelulítico, tienes dos opciones:

Opción doméstica para la celulitis: Esta opción es innegociable. La celulitis no entiende de treguas y cada día que no actúas contra ella, se crece.
Aquí tienes dos aliados perfectos para este verano. Tanto si estás de vacaciones como si trabajas, con el aparato de masaje Masster Plus y/o la presoterapia Fitpress puedes disfrutar de un buen masaje anticelulítico y/o de una relajante y eficaz sesión de presoterapia en la comodidad de tu hogar o de tu segunda residencia o incluso en el hotel, porque ambos son portátiles.
El masaje rutinario sobre el sistema linfático favorece la correcta circulación de la linfa que es la encargada de transportar las grasas y toxinas evitando que éstas se estanquen, formen cúmulos de grasa y por ende aparezca la celulitis.

Opción profesional para la celulitis: Acude a un buen profesional con experiencia en masaje anticelulítico y cómprate un pack de 12 sesiones a razón de 3 sesiones por semana como tratamiento de shock. Con el masaje adecuado se rompen los nódulos de celulitis y se incorporan al torrente linfático para que la linfa se los vaya llevando hacia los canales de desecho. Si además del masaje te hacen una exfoliación cada 2 semanas y utilizan cosméticos específicos para la celulitis durante o después del masaje y complementan el masaje con una sesión de presoterapia todavía estás a tiempo de ahorrarte algún disgusto.

Todavía estás a tiempo de reducir la celulitis a corto plazo y, sobretodo, de cambiar tus hábitos de vida y añadir una serie de cuidados y precauciones para minimizar al máximo este problema tan molesto y extendido. ¡Buen verano!

Deja un comentario