¿Presoterapia profesional o presoterapia en casa?

La presoterapia consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático. Esta técnica promueve además la recuperación de la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, facilitando la regeneración tisular.
Un par de botas, un fajín y unos brazos con determinado número de cámaras de aire conectados a un aparato que contiene un compresor de aire se encargan de administrar dichas presiones de aire de manera efectiva a lo largo de los miembros afectados ( piernas, abdomen y brazos).

Las sesiones suelen durar unos 45 minutos, tiempo durante el cual podemos aprovechar para relajarnos o bien para complementar el cuidado personal con algún tratamiento facial.

A partir de esta información básica, la cuestión es:

¿Es mejor hacer la presoterapia en el centro de estética o comprar un aparato de presoterapia?

Rotundamente nuestra respuesta es: acude a un centro de estética de confianza y prueba unas 8 sesiones, a razón de 2 sesiones por semana si tu tiempo y tu bolsillo te lo permiten.
Transcurridas estas sesiones de prueba sabrás si la presoterapia puede serte útil o no.

Cuántas mujeres se someten a terapias de estética sin asesorarse previamente y luego resulta que el tratamiento escogido no era el indicado para su problema o patología.

Si una vez documentada, optas por acudir a un profesional para someterte a unas sesiones de presoterapia recuerda los siguientes consejos:

Que sea un profesional titulado con experiencia en presoterapia.

Que disponga de una aparatología adecuada, no sirve cualquier presoterapia.

Los aparatos de presoterapia más recomendados y eficaces son de las marcas PULSTAR PSX/FIT4EVER, por su calidad 100% europea ,su fácil manejo y su rápida rentabilidad.

Que te cubran las piernas con algún plástico o medias de algodón o nylon, evitando el contacto directo con las botas. Cuestión de higiene.

Si utilizan cremas con efecto frío, atención a los efectos.

La sesión debe durar no menos de 45 minutos ni más de 60.

Ojo con las ofertas “low cost”: la presoterapia requiere de un protocolo de actuación.

Aprovecha la sesión de presoterapia para relajarte . Un simple par de algodones con agua de manzanilla en los ojos durante el tiempo que dura la sesión y una mísica relajante y obtendrás doble efecto: terapia y relax.

¿Y la presoterapia en casa?

En caso de que hayas probado ya un tratamiento de presoterapia profesional y dicho tratamiento te haya dado buenos resultados, nuestro consejo para ahorrar dinero y tiempo a largo plazo es buscar alguna de las pocas máquinas de presoterapia para uso doméstico.

Asegúrate de que sea una máquina fabricada por las mismas marcas que se utilizan a nivel profesional. Sólo en ese caso podemos estar seguros de que se trata de aparatos fiables con los accesorios adecuados para realizar un tratamiento de presoterapia correcto, como es el caso de la Fitpress de FIT4EVER. Ocupa poco espacio, es silenciosa y muy fácil de usar.

presoterapia en casa

Aquí es donde queremos dejar muy claro que todos esos aparatitos fabricados en China que se venden en internet, teletiendas, grandes almacenes y parafarmacias no son recomedables.

La mayoría de ellos son pequeños compresores conectados a unos accesorios de calidad pésima que raramente cumplen con la finalidad de la presoterapia, pudiendo generar más problemas que soluciones y siendo una pérdida de tiempo y dinero que sólo va a provocar frustración y desmotivación hacia un tratamiento que, bien realizado y con la maquinaria pertinente, da buenísimos resultados.

La salud es lo más importante, recuerda que antes de empezar por tu cuenta ningún tratamiento debes asesorarte por un buen profesional que será la persona indicada para confirmarte si el tratamiento es adecuado para ti.

Deja un comentario