10 Razones por las que los deportistas utilizan la presoterapia

Eres deportista o practicas algún deporte o actividad física con regularidad ¿y no conoces la presoterapia?
Toda actividad física debe ir acompañada de una alimentación adecuada, una preparación técnica, un equilibrio mental y un cuidado permanente del cuerpo, la herramienta que utilizas para practicarla.
Este cuidado implica siempre un precalentamiento antes de realizar la actividad y un estiramiento al terminarla. A más edad, más tiempo dedicaremos a calentar y a estirar.

Pieza fundamental del deportista: el masaje

En este caso queremos resaltar el gran éxito que está teniendo la presoterapia y los equipos de presoterapia profesional entre la comunidad deportista, ya sean deportistas de élite que disponen de ella en sus centros de entrenamiento e incluso en su propio hogar o de deportistas como tú que te gusta practicar algún deporte.

Prueba de ello es el convenio firmado entre el Centro de alto Rendimiento (Sant Cugat, Barcelona), Fit4ever y Starvac, a través del cual queda garantizado los beneficios que proporcionan nuestras máquinas de masaje y presoterapia profesional, ayudando a la recuperación de atletas y deportistas de élite antes, durante y después de la competición.

El masaje linfático que realiza la presoterapia se encarga de regularizar la circulación linfática y la circulación venosa, de manera que resulta providencial para preparar los músculos antes de realizar el esfuerzo e indispensable para ayudar al organismo a eliminar las sustancias tóxicas y grasas que transporta la linfa.

Estas son las 10 razones por las que los deportistas utilizan presoterapia y por las que tú deberías ir pensando en probarla, si todavía no lo has hecho.

Previene lesiones: Puedes iniciar una actividad física “en frío”, es decir sin calentamiento alguno ( no recomendable) o puedes preparar los músculos y articulaciones que van a realizar el esfuerzo estimulando la circulación venosa y linfática, de manera que exista el nivel óptimo de sangre y oxígeno. Estarás minimizando el riesgo de lesionarte.

Ayuda a mejorar el rendimiento: Los músculos “preparados” funcionan mejor y por lo tanto tu rendimiento físico puede mejorar.

Reduce el estrés y la ansiedad: La sesión de presoterapia se realiza en una posición estática y muy cómoda, de manera que mientras recibes el masaje linfático a lo largo de las dos piernas, aprovechas para relajarte.

Elimina toxinas: Además del sudor que genere la actividad física que practiques, tu sistema linfático suele acumular toxinas que solo pueden ser eliminadas por las otras vías de evacuación como los riñones o el hígado y e sla linfa la encargada de transportarlas a lo largo de todos los canales linfáticos hasta los ganglios linfáticos y de ahí a dichos órganos para que elimines las toxinas de forma natural. La presoterapia se encargará de ayudar a tu sistema linfático a “empujar” dichas toxinas hasta los canales de desecho.

Ayuda a recuperarte de las lesiones: Cualquier deportista está expuesto a las lesiones y el plazo de tiempo de recuperación en algunos casos puede ser muy largo, si no se toman todas las medidas necesarias. La presoterapia forma parte hoy en día del equipo de muchos clubs deportivos, fitness clubs, centros de preparación de deportistas y consultas de traumatólogos y fisioterapeutas porque es una herramienta fundamental cuando se trata de recuperar las funciones de los músculos o/y articulaciones afectadas. La presoterapia ayuda a restablecer la circulación de manera que los músculos, articulaciones, tendones implicados en el movimiento obtengan la irrigación necesaria para volver a su estado inicial o “previo a la lesión”.

Calma la mente: La hiperactividad a la que sometes tu cuerpo durante la práctica del deporte “revoluciona” también tu mente, lo cual es bueno, pero la mente requiere también su tiempo de “calma” y los 30 o 45 minutos que dura una sesión de presoterapia son el momento ideal para relajar tu cuerpo, calmar tu mente.

Es muy fácil de utilizar: La presoterapia se basa en un compresor de aire que va conectado a unos accesorios en forma de brazos, botas o fajín abdominal a través de los cuales el aire efectúa un masaje linfático. Según cada caso, se aplican unos tiempos de inflado y desinflado a una presión determinada que regula el mismo aparato a través de diversos programas.
Sólo tienes que tumbarte, colocarte las botas o los brazos o el fajín abdominal, elegir el programa adecuado a tus necesidades y darle al “play”.

Resulta muy económica: Si calculas el coste que puede representar cualquier lesión deportiva por pequeña que sea y más aún si te ganas la vida como deportista, la rentabilidad de la presoterapia es inmediata. Con una sola máquina obtendrás prevención y rehabilitación.

Ocupa muy poco espacio: Tanto los profesionales que utilizan la presoterapia cada día, como los particulares que disponen de una presoterapia en su casa no necesitan mucho espacio para alojarla ya que ocupa el espacio de una caja de zapatos y los accesorios se pueden colgar en una percha cualquiera.

Es portatil: Muchos deportistas profesionales están en continuo desplazamiento a las competiciones y no pueden prescindir de su presoterapia. Una ventaja más, la presoterapia cabe en una maleta formato “cabina” y la puedes llevar a donde quieras.

 

Deja un comentario