Tips para no volver a tener celulitis

Cómo mantener el cuerpo sin celulitis después de haberla eliminado

¿Vivir sin celulitis? Lo que muchas personas desean conseguir. Y se puede. Lo verdaderamente díficil es mantenerlo porque no hablamos simplemente de un esfuerzo inicial, sino una forma de vida que requiere mucho sacrificio y trabajo. ¿Estás dispuest@ a intentarlo? A continuación te damos una serie de recomendaciones y factores a tener en cuenta.

¿Es posible eliminar la celulitis para siempre?

No existe un tratamiento específico que puede eliminar la celulitis. Los expertos recomiendan actuar en varios frentes a la vez para conseguir el mayor efecto posible sobre la celulitis.
Algunos cambios en la dieta y en los hábitos de vida más la práctica habitual de actividad física son los primeros pasos a tener en cuenta. El mercado de la celulitis ofrece una amplia gama de productos y, a menudo, costosos tratamientos que pueden mejorar la apariencia de la celulitis de forma temporal.
Se trata de cremas, geles, masajes con dispositivos, láser, cavitación, radiofrecuencia, ultrasonidos, vacumterapia, presoterapia, inyecciones de sustancias en la capa superficial de la piel o un poco más en profundidad. La cirugía también puede ayudar a eliminar la celulitis, pero siempre de una manera temporal.

Cosas que debes saber antes de iniciar cualquier tratamiento anticelulítico

La mayoría de los tratamientos anticelulíticos tienen un grado de eficacia muy bajo y de duración limitada. No bastan 10 o 15 sesiones de tal o cual tratamiento para erradicar la celulitis “forever”. Ni la liposucción es capaz de ello.

El diagnóstico sobre el tipo de celulitis que padeces y el tipo de piel que tienes van a ser fundamentales para lograr resultados satisfactorios en cualquier tratamiento.

Cada persona responde de una manera distinta a los tratamientos anticelulíticos, de ahí la importancia del diagnóstico previo.

La celulitis es imprevisible, pues depende de diversos factores que tú no puedes gobernar(genéticos y hormonales, por ejemplo).

Existe poca evidencia científica de la efectividad de los métodos contra la celulitis. Al no estar considerada como una enfermedad, la investigación científica surge de las propias empresas que comercializan productos o tratamientos anticelulíticos y por lo tanto la información que difunden es totalmente interesada.

La mayoría de los tratamientos anticelulíticos que ofrecen resultados notables son invasivos o/y agresivos lo cual implica una serie de posibles efectos secundarios como flacidez, quemaduras, rotura de tejidos, marcas e incluso cicatrices.

Es importante ponerse en manos de un buen profesional, que tenga los conocimientos, la formación y los productos adecuados para tratarla, que compruebe el tipo de piel y de celulitis que tienes y elabore el mejor plan personalizado para eliminarla. Una mala praxis en cualquier tratamiento de este tipo puede traer consecuencias para el resto de tu vida.

Olvídate de los tratamientos “low-cost”. Han aparecido decenas de webs que ejercen de intermediarios entre profesionales y clientes que lo único que persiguen es un beneficio económico a costa del sacrificio de muchas profesionales. No puedes esperar los mismos resultados de alguien que está “perdiendo dinero” cuando te hace un tratamiento que de alguien que tiene su margen de beneficio.

Busca profesionales que estén cerca de donde vives o trabajas, porque la lucha contra la celulitis, al igual que el cuidado en general de la cara y el cuerpo requieren de constancia y la proximidad del centro de estética resultará un factor determinante para que puedas realizar las sesiones necesarias de tratamiento y de mantenimiento.

No basta con acudir a un buen profesional para que haga desaparecer tu celulitis. Tú tendrás que realizar una serie de “tratamientos” complementarios en casa y durante toda la vida. Vivir sin celulitis requiere una combinación amplia de acciones.

Supongamos que has seguido todos estos consejos y has logrado eliminar tu celulitis. Ahora la pregunta es…

¿Cómo hago para seguir sin celulitis?

Seguramente, si has logrado vencer a la celulitis, habrás encontrado el tratamiento más adecuado para ti y habrás modificado muchos hábitos de tu vida, o sea, un gran esfuerzo personal y económico.

Nuestra recomendación es que busques alguna foto tuya en bikini o ropa interior de antes de iniciar la “guerra contra tu celulitis” y te mires en el espejo hoy (selfie incluído).

A parte de todo lo que habrás aprendido en este proceso anticelulitis, toma nota de las 10 medidas indispensables para NO volver a tener celulitis:

Dieta adecuada: La que te ha llevado al éxito. Esto sí, adiós a la sal y a los azúcares refinados.

Actividad física: Si has encontrado una o dos o tres actividades físicas que te guste practicar , adelante. Las actividades más recomendables son aquellas que te ayuden a mantener un buen tono muscular y una actividad cardio-respiratoria constante. Combina ejercicios de fuerza/musculación con pesas, máquinas o el peso de tu propio cuerpo con ejercicios cardiovasculares como running, trecking, bicicleta y/o natación.

Hatha Yoga: El yoga se ha puesto de moda, pero es una disciplina milenaria que te ayudará a equilibrar cuerpo y mente a la vez que la práctica de las posturas o asanas y la respiración o pranayama te conducirán a un nuevo estado mental y corporal. ¿Que qué tiene que ver el yoga con la celulitis? Pues que si te acostumbras a practicar yoga, modificarás tantas cosas en tu vida diaria que se reflejarán en tu cuerpo.

Hidrátate bien: La hidratación es muy importante. No dejes de seguir bebiendo al menos 1 litro y medio de agua al día e hidrata bien tu piel cada día con la crema que más te guste.

Evita vestir con prendas muy ajustadas durante largos periodos de tiempo, para evitar problemas en tu circulación de retorno.

Evita las posturas estáticas durante mucho rato, ya sea de pie o sentada, la cuestión es irse moviendo de vez en cuando para que la circulación sanguínea y linfática se mantengan dinámicas.

Evita someterte a calor excesivo, porque el calor dilata las venas y provoca problemas en la circulación de retorno (piernas pesadas, etc).

Agua fría: Acostúmbrate a terminar tu ducha diaria con 2 minutos de agua fría en las piernas.

Si acostumbras a padecer retención de líquidos, nada mejor que una sesión de presoterapia o dos a la semana si vas a un centro de estética o si eres de las que te encanta la sensación que te deja el drenaje linfático que realiza la presoterapia, cómprate una presoterapia Fitpress para utilizar en tu casa cada día.

Masaje: Si has logrado eliminar tu celulitis, no puedes permitir que tu circulación linfática se vuelva a ralentizar ni que los adipocitos o células grasas se vuelvan a enquistar formando los primeros indicios de la piel de naranja. Para ello, el mejor aparato de masaje a nivel mundial que lleva más de 25 años triunfando y haciendo felices a profesionales y particulares de todo el mundo: el Masster Plus. Un masaje de 15 minutos al día bastará para que tu circulación linfática se mantenga activada y las zonas “rebeldes” se mantengan en calma y sin celulitis.

Deja un comentario