Cómo mitigar los efectos del paso del tiempo

Tratamientos anti-edad

Anti-aging: la lucha contra los efectos de la edad

Dicen que la juventud es una enfermedad que se cura con los años y podemos decir que se trata de una verdad a medias. Decimos a medias porque el paso de los años provoca diversos efectos en nuestro aspecto físico, pero a la vez enriquece nuestro intelecto y nuestra experiencia. De todos modos, la palabra ‘anti-aging’ aborda mucho más ampliamente el aspecto físico que el psíquico en el mundo actual.
En los últimos años se ha desarrollado lo que se ha denominado la ‘medicina anti aging’ y el término ‘anti aging’ se ha globalizado, pero ¿sabes realmente lo que es y lo que te ofrece el ‘anti-aging’?
Antienvejecimiento, anti-aging o antiedad son tres términos que se utilizan para designar un mismo concepto. A día de hoy, tiene una serie de significados comunes y connotaciones muy diferentes, por lo que han surgido miles de técnicas, tecnologías, medicamentos y productos que dicen ofrecer soluciones para “retrasar el envejecimiento”.

Para la comunidad científica, antienvejecimiento se refiere exclusivamente a aminorar, prevenir, o revertir el proceso de envejecimiento.
En la comunidad de negocios médicos, la medicina antienvejecimiento es un medio de detección precoz, prevención y reversión de enfermedades relacionadas con la edad. Esto es muy diferente de la lucha contra el proceso de envejecimiento en sí mismo, y para esto, sí que existe una amplia gama de estrategias y terapias.

La medicina antienvejecimiento es una especialidad clínica/médica en el campo de la investigación científica dirigida a la detección precoz, prevención, tratamiento y reversión de la edad. Está bien documentado por revistas médicas y científicas y emplea metodologías basadas en la evidencia para llevar a cabo las evaluaciones de los pacientes.

La medicina antienvejecimiento es científica. Las prácticas antienvejecimiento utilizan el diagnóstico y el tratamiento y están apoyadas por la evidencia científica.
La medicina ‘anti-aging’ se basa en un proceso ordenado para la adquisición de datos a fin de formular una evaluación científica y objetiva sobre la cual se le asigna un tratamiento eficaz.

Actualmente se están desarrollando múltiples estrategias con el fin de alargar la vida. Los estudios abarcan distintas disciplinas como, por ejemplo: Nanotecnología, clonación y reemplazo de partes del cuerpo, criónica, modificaciones genéticas, etc. Pero todo esto te puede sonar a “ciencia ficción”, porque las soluciones “anti-edad” que puedan aparecer dentro de 10 o 15 años quizás lleguen demasiado tarde para la mayoría de los que estáis leyendo este artículo.

¿Cómo puedes luchar hoy contra los signos del envejecimiento?

Los últimos tratamientos anti envejecimiento y anti arrugas a base de sueros, cremas, nutri-cosmética, aparatología y actividades físicas específicas persiguen combatir el envejecimiento de la piel. Estos cuidados tienen que proteger la piel contra el sol (con filtros solares y antioxidantes: vitaminas E, C, caroteno, selenio, polifenoles, etc) y estimular la regeneración de las fibras elásticas de la piel (colágeno y elastina) en particular a través de la exfoliación y el masaje endodérmico.

Tratamientos anti-envejecimiento aparte, existen una serie de consejos ‘anti-aging’ que son fundamentales para mantener una imagen que no se corresponda con la fecha de nacimiento de nuestro DNI. Toma nota:

Hacer ejercicio físico: Ponte en forma, mantenerse activo es clave para frenar el reloj de la vida, tanto física como mentalmente. Haz ejercicio para mejorar el nivel de energía y mantener la mente fuerte. Cuando se hace deporte, sea del tipo que sea, se mejora la condición física y se frena el envejecimiento.
La actividad física posee muchos beneficios y uno de los últimos en ser descubiertos es precisamente su efecto antiedad a nivel celular. Los telómeros (las puntas de los cromosomas) son una especie de reloj biológico, ya que, según vamos envejeciendo, éstos se acortan y cuando desaparecen, la célula muere. El efecto del deporte en los telómeros es precisamente que evita que se acorten, es decir, alarga la vida de las células.
Dieta equilibrada: Comer bien es esencial para mantener un cuerpo sano y joven. Es cierto que la comida rápida es más sencilla de conseguir y es una solución fácil cuando estás justo de tiempo, pero mantener una dieta anti-aging, es decir, una dieta sana, evitará problemas futuros y te ayudará a mantenerte joven. Los alimentos saludables son especialmente interesantes por su efecto en la piel.
Una dieta equilibrada consiste en:
– Tomar más frutas y verduras
– Controlar los hidratos de carbono
– Eliminar el exceso de azúcar
– Reducir las grasas
– Beber mucha agua (2L al día)
El cuerpo de un ser humano posee entre un 65% y un 75% de agua. Es importante mantener hidratado el cuerpo para que éste no se deteriore, especialmente la piel y otros órganos.
Evitar el exceso de Alcohol: El impacto que causa el alcohol en el envejecimiento es directo. Afecta al cerebro porque es una neurotoxina que provoca el envejecimiento prematuro del cerebro y activa el eje HPA (eleva los niveles de estrés en el organismo).
El abuso del alcohol puede dar lugar además a hipertensión, trastornos gastrointestinales, alteraciones emocionales, pérdida ósea, cáncer, etc.
Hay que poner especial interés en controlar la ingesta de alcohol; no solo por sus efectos nocivos sobre el organismo, sino también porque es un elemento deshidratador.
Evitar la Nicotina: El tabaco es uno de los peores enemigos de la edad. A medida que pasan los años, la piel sufre el efecto de factores internos y externos. Según vamos haciéndonos mayores, aparecen pequeñas arrugas, la piel se vuelve más fina y seca, perdemos el cabello, etc. Los factores externos aceleran este proceso como por ejemplo fumar.
Evitar la exposición al sol: El daño causado por el sol es una de las principales causas de envejecimiento de la piel. La exposición excesiva a los rayos UV (Ultra Violeta) degrada el colágeno de la piel, causando arrugas y pérdida de elasticidad. Esto, por no mencionar el riesgo de cáncer de piel. ¿Cuál es la solución? Usar protector solar con alto índice de protección (mayor de 30) todos los días, especialmente si tienes la piel clara. No es necesario que haga calor, si ha salido el sol, debe utilizarse protección solar.
Practica yoga: Yoga significa la unión de cuerpo y mente. La práctica del yoga ayuda a recuperar el control de la respiración, el equilibrio mental y la flexibilidad corporal, tres factores clave para cumplir años sin envejecer.
Intenta ser feliz: La felicidad es altamente efectiva en términos de salud y, en última instancia, en el envejecimiento. Se ha comprobado que cuanto más felices somos, más sanos estamos y más jóvenes parecemos. Si bien no hay una fórmula mágica para ser feliz, mirar el lado bueno de las cosas siempre ayuda. Sé positiv@ y sonríe.

¿Cuales son las causas del envejecimiento?

El cuerpo produce hormonas que ayudan a regular las funciones múltiples, incluyendo el crecimiento y comportamiento, la reproducción y función inmune. En la juventud, la producción de esta hormona es alta, pero a medida que envejecemos, los niveles hormonales caen, causando disminución de la capacidad del cuerpo para repararse a sí mismo y para seguir funcionando en plena forma.
El colágeno es la proteína en el núcleo de esta teoría. El colágeno, es una de las proteínas más comunes de la piel, huesos, ligamentos, y tendones. Cuando somos jóvenes, el colágeno es flexible. Pero con la edad, el colágeno se vuelve más rígido y encoge. Es por eso que la piel se vuelve menos elástica.
A medida que envejecemos, nos volvemos más diferentes físicamente a nuestros compañeros. Eso es porque somos la suma de nuestras experiencias de vida. A los seis años, no le ha pasado mucho a nuestro cuerpo para hacernos radicalmente diferente de nuestros amigos. Pero cuando llegamos a la edad media y avanzada, hemos tenido décadas para desarrollar y mantener hábitos que influyen en nuestra salud, tanto negativa como positivamente.
El medio ambiente afecta a nuestra salud, los trabajos que tenemos, las experiencias que vivimos y la exposición a enfermedades infecciosas. El envejecimiento es universal, pero cada uno de nosotros lo experimenta de diferentes maneras.

El envejecimiento es inevitable, pero la tasa de envejecimiento no lo es. Los científicos mantienen que la edad cronológica tiene poco que ver con la edad biológica.
Las complejidades del envejecimiento hacen que sea difícil determinar por qué una persona envejece bien, mientras que otra se ve más vieja de lo que realmente debería según sus años.

¿La buena salud viene dada por los genes o es un producto de los factores externos? La alimentación, el sol, el tabaco, el alcohol, las enfermedades infecciosas, el ejercicio físico, la exposición a productos químicos… todo, tiene un efecto mayor o menor en el envejecimiento.
Los genes son potentes predictores de la salud y la longevidad, así como de la enfermedad y la muerte, pero son sólo una parte de la historia.

Si tus padres y abuelos vivieron hasta bien entrados los noventa, es probable que tú también lo hagas. Y si alguno de tus padres murió joven de un ataque al corazón o algún tipo de cáncer, puede existir una predisposición genética a estas enfermedades.

Mientras que los genes determinan, en parte, las condiciones crónicas que aceleran el proceso de envejecimiento, como el cáncer y las enfermedades del corazón, no hay duda de que un estilo de vida saludable es el arma contra los genes que te han dado.

Llevar una vida poco saludable es la causa de muchos de los cambios que se producen en el cuerpo. Pero nunca es demasiado tarde para empezar el camino hacia una mejor salud. Comer una dieta sana asegura una buena salud. Por ejemplo, consumir suficiente calcio y vitamina D a cualquier edad retrasarán el inicio y la progresión de la osteoporosis, una enfermedad ósea que causa dolor, fracturas, hospitalización e incluso la muerte en los ancianos.

Si eres un fumador, sabes que puedes dejarlo en cualquier momento, solo tienes que proponértelo. De esta manera, podrás disminuir las probabilidades de tener un ataque al corazón. Lo mismo ocurre con el consumo excesivo de alcohol, debe controlarse.

¿Cuáles son las señales de alerta que te envía tu organismo para que tomes las medidas oportunas a tiempo?

Un incremento de la grasa alrededor de la cintura: barriga
Una disminución de la masa muscular
Presión arterial alta
Incremento del colesterol LDL
Pérdida de densidad ósea, osteoporosis.
Fragilidad o pérdida del cabello
Disminución de la líbido

¿Cómo envejece nuestra piel?

Con el tiempo, las células de la piel se renuevan más lentamente (causando un engrosamiento de la epidermis por células muertas que se acumulan); se deterioran las fibras de colágeno en la dermis; las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas se atrofian (reducción de humedad); y la gravedad tira el tejido suave hacia abajo. En resumen, la piel se relaja y se forman las arrugas
Las principales características de una piel envejecida por el foto-envejecimiento, es decir, envejecimiento debido a los efectos de la luz solar (especialmente los rayos UVA), se manifiestan en la cara y las manos. Señales principales:

Arrugas
Falta de tono
Lentigo solar (pecas marrón oscuro)
Manchas

Personas con mayor riesgo de envejecimiento de la piel:

Cuanto más clara sea nuestra piel, menos barrera de protección tenemos contra los efectos de los rayos UVA, o sea, mayor riesgo.

Factores de riesgo para la piel:

Exposición al sol: Los rayos UVB, los que causan el enrojecimiento de la piel, afectan más a la capa superficial. Los rayos UVA dañan profundamente en la dermis, donde se producen el colágeno y la elastina, factores fundamentales para tener una piel flexible y elástica.
El tabaco. Fumar es un factor importante en la formación prematura de las arrugas.

Deja un comentario